Cinco tips para tu crecimiento personal

Resultado de imagen para 5 tips crecimiento
El crecimiento personal es un proyecto de vida.

El crecimiento personal es un proyecto de vida. Un plan a largo plazo en el cual hay que ir trabajando continuamente. Un sendero de tristes recaídas, pero también de muchísimos avances positivos colmados de satisfacciones.

En la medida que le prestamos atención a nuestras acciones, nos sorprendemos inatentos en la manera como a veces nos interrelacionamos, lo que ello origina dará paso a retroalimentar nuestras debilidades en fortalezas y nos ayudará a que el crecimiento personal nos favorezca.

Se presenta un periodo de nuestras vidas en el cual nos volvemos conscientes de la relación que existe entre nuestras acciones y sus reacciones, permitiéndonos moldear nuestro comportamiento acorde con lo que esperamos recibir de la vida.

Comienza entonces un proceso de crecimiento interno en el cual nos volvemos cada vez más conscientes de nuestra responsabilidad en relación a la calidad de vida en nuestro entorno y de la capacidad que tenemos para lograr un cambio si nos proponemos tan solo poner nuestro granito de arena para mejorarla.

 

Por ello, te presentamos unos tips para fomentar tu crecimiento personal:

Resultado de imagen para 5 tips crecimiento
Entender que la vida es un constante aprendizaje te ayudará a tener una óptica diferente de lo que experimentas

1. Mira detenidamente aquello que cruza por tu mente.  Presta atención a cuáles son tus preocupaciones y qué las causan. Escucha a tus sentimientos y pregúntate porque sientes esto o lo otro, que te produce ira o miedo.

2. No juzgues a los demás. De nosotros depende como elijamos considerar nuestras experiencias, pero las ajenas son responsabilidad de sus respectivos dueños.
3. Armonía.  Si logras armonizar tus pensamientos, palabras y acciones, podrás realizar un cambio notable en tu vida para alcanzar tus metas y compartirlas con quienes te rodean.

4. Motivación. Utiliza motivadores positivos en lugar del temor o los incentivos. Además, elimina los desmotivadores, como las políticas frustrantes o la burocracia.

5. Ejerce la tolerancia. Entiende las diferentes necesidades que impulsan a los individuos; cada persona es única, con diferentes talentos y habilidades.

Entender que la vida es un constante aprendizaje te ayudará a tener una óptica diferente de lo que experimentas, además de que hará más llevaderos cada uno de los momentos difíciles que tengas que afrontar.

 

Fuente: Salud 180

¡Anímate a compartirlo!