¿Cómo prevenir el cáncer de piel?

Esta enfermedad es más frecuente en hombres que en mujeres. Quienes pasan muchas horas al aire libre o hacen deportes son más susceptibles a este tipo de cáncer.

Por Yohanna Hilario (Diario Libre).

El cáncer de piel tiene una gran incidencia en la población de piel blanca. Esta enfermedad aparece cuando hay un crecimiento descontrolado de células anómalas de la piel.

Su aparición ocurre cuando el daño en el ADN de las células de la piel -provocado, principalmente, por la radiación ultravioleta por luz solar u otras fuentes de luz como camas de bronceado-, lleva a defectos genéticos que hacen que las células de la piel se multipliquen rápidamente dando lugar a tumores malignos.

El carcinoma Basocelular (CCB), es el cáncer de piel más frecuente; y el menos agresivo. Cada año, en Estados Unidos se diagnostican cerca de 3 millones de casos. Casi todos aparecen en áreas del cuerpo expuestas al sol, sobre todo, en cara, oídos, cuello, cuero cabelludo, hombros y pecho..

Tanto la exposición solar por muchos años o una exposición solar ocasional intensa que produzca quemadura, pueden llevar a estos. En algunos casos, la exposición al arsénico o a la radiación produce úlceras que son resistentes al tratamiento, enfermedades crónicas de la piel y complicaciones por quemaduras, cicatrices, infecciones, vacunas o incluso tatuajes son factores contribuyentes.

 

¿Quiénes están más expuestos a padecer este cáncer?

La exposición al sol es un factor de riesgo.
Tanto la exposición solar por muchos años o una exposición solar ocasional intensa que produzca quemadura, pueden ocasionar cáncer de piel.

La población con más riesgo para padecer este tipo de cáncer de piel son las personas de piel clara, cabello rubio o pelirrojo y ojos claros. Las personas de mayor edad corren un riesgo especial, aunque va aumentando la incidencia de CCB, más personas de entre 20 y 30 años reciben tratamiento. Es más frecuente en hombres que en mujeres; los trabajadores que pasan muchas horas al aire libre o hacen deportes son más susceptibles.

Cuando está iniciando puede manejarse con más facilidad, con índices de curación cercanos al 100%. Solo en casos raros, el tumor original se extiende poniendo la vida en peligro. No obstante, cuanto más crece el tumor, más tejido circundante daña, precisándose más tratamiento extensivo. En ocasiones, provoca desfiguraciones considerables.

Los pacientes que han sufrido un Cáncer de Células Basales corren un mayor riesgo de desarrollar un nuevo CCB así como otros tipos de cáncer de piel. En estos casos debe acudirse, con cierta regularidad, al dermatólogo para que realice exámenes corporales integrales.

 

Reaparición de la enfermedad

Cuando el cáncer vuelve a aparecer, es posible que su doctor le recomiende un tratamiento distinto del que utilizó inicialmente. Métodos como la cirugía micrográfica de Mohs o biopsia intraoperatoria son muy eficaces cuando hay recurrencias.

“Los CCB toman la apariencia de llagas abiertas, parches rojos, protuberancias brillantes, crecimientos eritematosos o cicatrices. Unas veces, parecen nódulos perlados, translúcidos y en relieve, que han atravesado la piel y sangran y otras se parecen a patologías de la piel no cancerosas como la psoriasis o los eccemas. Si observa cualquiera de las señales de alarma indicadas, le preocupa alguna otra cosa o detecta un cambio prolongado en su piel, consulte con un doctor preferiblemente un especialista en enfermedades de la piel cuanto antes”, asegura la doctora Hazoury.

Betssy Hazoury es cirujana dermatóloga.
La doctora Betssy Hazoury es fundadora de Dermasurgery; tambien es pionera en cirugía de párpados de mínima invasión en República Dominicana.

Un parche rojizo, en ocasiones costroso, o un área irritada que puede picar o doler y suele aparecer en cara, torso, hombros, brazos o piernas. Una llaga que sangra, exuda o parece una costra y sigue abierta tras tres o más semanas.

Un crecimiento rosado con un borde algo elevado que puede adquirir un aspecto enrollado y un centro en forma de costra. A medida que va agrandándose el crecimiento, diminutos vasos sanguíneos pueden llegar a aparecer en la superficie.

Un área blanca, amarilla o similar a una cicatriz de cera, por lo general brillante y tirante con bordes mal definidos, puede indicar presencia de un CCB invasivo y agresivo más grande de lo que parece en la superficie.

 

Tratamientos eficaces

Afortunadamente, hay muchos tratamientos eficaces. Optar por uno u otro depende del tipo, tamaño, localización y profundidad del tumor, edad del paciente, estado general de salud y posible impacto sobre la apariencia física.

El tratamiento puede seguirse, casi siempre de forma ambulatoria, en la consulta del doctor o en la clínica. Con las técnicas quirúrgicas actuales la recuperación es muy rápida y casi indolora, puntualizó la doctora.

¡Anímate a compartirlo!